La FUB crece con un nuevo edificio

La Fundació Universitària del Bages (FUB) tiene previsto incrementar el volumen de alumnos y de actividad durante los próximos años y, por eso, pone en marcha la construcción de un nuevo edificio, que se sumará a los cuatro que ya tiene en funcionamiento. La nueva construcción se ubicará entre los edificios de la Clínica Universitària y la residencia de estudiantes, en el emplazamiento donde en estos momentos hay un párquing de superficie.

El nuevo edifcio será la FUB4-Educación y estará dedicado en exclusiva al ámbito educativo. Así, el edficio acogerá tanto usos estrictamente vinculados a la docencia universitaria (titulaciones de grado y de técnico/a superior en Educación Infantil, másteres e investigación e innovación en el ámtbito pedagógico) como servicios educativos abiertos a los centros profesionales y docentes y al conjunto de la ciudadania (Lab 0-6: laboratorios para la experimentación científica destinados a la infancia; CIFE: centro destinado a la formación permanente de docentes de todas las etapas educativas; y escuela infantil: centro educativo abierto a la ciudad para niños y niñas de hasta 3 años).

Cinco años de crecimiento sostenido

En los últimos cinco años, la FUB, como campus Manresa de la Universitat de Vic - Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC), ha experimentado un crecimiento sostenido tanto de alumnado como de actividad, ya sea docente, de investigación e innovación y de prestación de servicios asistenciales y educativos. Así, el número de estudiantes de grado se ha incrementado en un 24% y los de postgrado, máster y formación continua, un 180%. Además, en este mismo período, se han puesto en marcha nuevos programas, como el Campus Professional UManresa, con tres ciclos formativos de grado superior (CFGS) que actualmente forman más de un centenar de estudiantes; los programas de extensión universitaria FUB+GRAN para mayores de 55 años y UniversiMés para personas con discapacidad intelectual, que cuentan cada año con más de 200 y 40 estudiantes, respectivamente.

En los últimos años también ha crecido sustancialmente la actividad de investigación. Actualmente, el campus Manresa de la UVic-UCC cuenta con cuatro grupos de investigación emergentes reconocidos por la Generalitat de Catalunya: en Biomecánica, Podología, Fisioterapia y Ejercicio Terapéutico; en Epidemiología y Salud Pública, en Innovación Docente, Simulación y Seguridad del Paciente y en Educación, Neurociencia, Experimentación y Arpendizaje.

Por otro lado, otras actividades y servicios han acompañado este crecimiento de la docencia y la investigación. La Clínica Universitaria ha puesto en marcha unidades especializadas interdisciplinares, como la de la Voz, la de Cirugía Podológica, la de Salud y Deporte o la de Salud Integral del Profesional. El Lab 0-6 ha consolidadi su vinculación con las escuelas de todo el país, con más de 10.000 visitas anuales de niños y niñas y la puesta en marcha de distintos espacios dentro del recinto universitario y la creación de recursos móviles (Cajas de Ciencia, Lab sobre ruedas o Lab itinerante). También en el ámbito educativo se ha puesto en marcha el Centro de Innovación y Formación en Educación (CIFE) en el campus Manresa, el cual, en el primer curso de funcionamiento, ofreció más de 25 actividades formativas en las cuales participaron más de 500 docentes de las etapas de educación infantil, primaria y secundaria. Finalmente, el CISARC, Centro de Innovación en Simulación, ha ampliado sus instalaciones hasta ocupar totalmente una planta de 1.000 metros cuadrados, donce con 8 unidades de simulación puede simular más de 40 escenarios profesionales, tanto de tipo sanitario como empresarial o educativo y con capacidad para más de 120 personas en formación al mismo tiempo.

Este crecimiento se ha concentrado, sobretodo, en el ámbito de las Ciencias de la Salud. Así, la mayoría de los estudiantes, tanto de grado como de postgrado, máster y formación continua, se forman en especialidades sanitarias. También tiene un peso importante en la investigación, con 3 de los 4 grupos que trabajan en ella. Además, equipamientos como la Clínica Universitaria y el CISARC lo refuerzan y le dan visibilidad. Esta preponderancia ha eclipsado, en parte, otras iniciativas impulsadas desde el terreno de la Educación y la Empresa. 

Pensar en el futuro en tiempos de incertidumbre

La trayectoria de los últimos cinco años situa la FUB en un momento que requiere la toma de decisiones que condicionarán su futuro a corto y medio plazo. Se trata de optar entre consolidar la tendencia al crecimiento y afrontar las necesidades que se deriven en términos organizativos, de espacios y económicos o por otro lado, pararla en una actitud conservadora que no modifique sustancialmente la situación actual.

Los órganos de gobierno (Paronato y Comité Ejecutivo) y de gestión (Comité de Dirección) de la Fundació Universitaria del Bages han optado por aprovechar la solvencia económica de la institución para poner las bases de nuevos crecimientos con vistas al curso 2022-2023. Para hacerlo posible, es necesario iniciar de manera immediata acciones para adaptarse a nuevos cambios. Los más notables tiene que ver con la ampliación de la actividad académica y asistencial y, como consecuencia, el refuerzo de la dirección y la construcción de un nuevo edificio. Es en este contexto que se situa la creación de la nueva dirección de Desarrollo Corporativo que ha asumido Carlota Riera Claret. También es el origen de la decisión de construir un nuevo edificio para hacer viable la ampliación de las actividades.

Los objetivos de crecimiento para los próximos años se centran en hacer crecer el número de alumnos incrementando, por un lado, la matrícula en los estudios existentes, y por la obra, poniendo en marcha oferta formativa nueva; crear nuevos servicios vinculados a los tres ámbitos de expertez del campus Manresa de la UVic-UCC (Ciencias de la Salud, Educación y Empresa) que permitan hacer más permeable el conocimiento de la universidad en la ciudad y en el conjunto de la sociedad; y visibilizar y dotar de personalidad diferenciada la actividad académica y de servicios de los ámbitos de Educación y Empresa.

Específicamente, se quiere promover la internacionalización de las actividades vinculadas a las Ciencias de la Salud, captando alumnado de fuera del país, profundizando en actividades de consultoría y poniendo en valor la expertez reconocida del CISARC en el ámbito de la simulación clínica. En relación con la Educación, se quiere poner en marcha una escuela infantil estrechamente vinculada a los estudíos de grado de Maestro en Educación Infantil y del CFGS de Educación Infantil, con el propósito de aprovechar las sinergias que un servicio de este tipo puede ofrecer en términos de mejora de la calidad de formación de los futuros maestros y educadores y de conexión entre la universidad y la ciudad. Esta misma voluntad de conexion entre la universidad y los diversos agentes educativos del territorio se pondrá de manifiesto con la creación del Centro de Documentación y Recursos en el marco del CIFE. En el caso de Empresa, se creará un nucleo de servicios a empresas y de apoyo al emprendimiento y se profundizará en la conexión entre la actividad de la universidad y el tejido empresarial.

Un espacio singular

El crecimiento de la actividad en el campus hace necesaria la ampliación de las instalaciones actuales. Además, la especifidicad de algunas actividades (como la escula infantil o la actividad de simulación para Ciencias Sociales) requiere infraestructuras específicamente pensada para estos usos. La nueva construcción, además, ofrece la posibilidad de especializar espacios y edificios para determinadas actividades y contribuir a dar visibilidad a ámbitos de expertez que, en estos momentos, se ven diluidos por la preponderancia de la actividad de Ciencias de la Salud en el campus.

El nuevo edificio, FUB4, estará íntegramente dedicado a usos vinculados a la educación. Así, acogerá la docencia de los estudios oficialies (CFGS y grado), la formación continua de maestros y profesorado de todas las etapas educativas, la investigación e innovación docente, la prestación de servicios educativos (la escuela infantil y el Lab 0-6) y servicios pedagógicos para la comunidad educativa del territorio. Se ha concebido como un equipamiento singular, especializado en relación a su temática, pero plural en la tipología de usos y de usuarios.

Será un edificio de planta baja más dos pisos, elaborado con el sistema constructivo modular y se integrará de manera armónica dentro de los volúmenes preexistentes de la avenida Universitaria, en el espacio que actualmente acoge el párquing de la Clínica Universitaria, entre este edificio y la residencia de estudiantes. Tendrá una superficie total construida de entre 2.000 y 2.300 metros cuadrados.

La nueva construcción tiene un coste previsto de 3,95M€, IVA incluído que se cubrirá con un préstamo bancario y una aportación de fondos propios de la FUB. Como en las inversiones hechas en el pasado, el nuevo edificio se financiará exclusivamente con recursos privados, sin ningún tipo de aportación pública. Las obras se iniciarán durante el mes de mayo de 2021 y tendrán una duración de 14 mses. El nuevo equipamiento entrará en funcionamiento con el curso 2022-2023.

Disponer de un nuevo edifcio permitirá hacer una reorganización de actividades dentro del resto de equipamientos del campus Manresa de la UVic-UCC. La más significativa será la especialización del edificio FUB2, que actualmente acoge los estudios de CFGS, que pasará a tener un uso exclusivo para las actividades de Empresa, tanto de docencia de los estudios oficiales, como de formación continua o de servicios al tejido empresarial.

Fieles a la apuesta por un campus universitario compacto

Con la construcción de este nuevo equipamiento, el campus Maresa de la UVic-UCC contará con 5 edificios distribuidos en una superfície de 25.552 metros cuadrados de campus. Al mismo tiempo, refuerza la apuesta de la FUB por crecer de forma compactada e integrada, concentrando en un mismo espacio sus distintas sedes. Esta ha demostrdo ser una estrategia de éxito, ya que le ha permitido, en los últimos 20 años, hacer una gestión muy eficiente de los recursos y aprovechar las sinergias entre los distintos servicios y equipos para crecer de manera sostenida y sostenible.

La configuración de la zona universitaria, a lo largo de la avinida con el mismo nobmre, se inició con la concentración de todos los estudios en el edificio principal, la FUB1. Aquella primera construcción se inauguró en el año 2002. Diez años después, la universidad crecía en espacios con la inauguración de la Clínica Universitaria, un edificio con doble función académica (acoge la actividad teoricopráctica de los estudios de Ciencias de la Salud) y asistencial (presta servicios de salud a la población, tanto públicos como privados o concertados con mutualidades).

En el año 2015, la universidad ponía en marcha el Campus Profesional, con un primer CFGS de Prótesis Dentales que requería de laboratorios específicos. En aquella ocasión se aprovechó la edificación del que había sido el antiguo Centro Tecnológico de Manresa, que se convirtió en la FUB2.

En el 2019 se inauguraba la rehabilitación de cinco módulos del recinto del Escorxador para ubicar dentro la FUB3. Contiene las aulas teoricoprácticas para los estudios de Fisioterapia, salas de reuniones, un gimnasio con capacidad para un centenar de personas y un espacio destinado a despachos y zonas de trabajo del profesorado y los profesionales.