No quería estar estudiando cuatro años de teoría y luego encontrarme de golpe en un aula sin haber tenido contacto con niños y niñas
Laia Jané
Alumna de 4º Educación Infantil

¿Por qué decidiste estudiar Educación Infantil?

Siempre supe que quería trabajar con niños. Con 5-6 años, ya quería ser maestra. Cuando fue la hora de hacer la selectividad, no pude y opté por hacer un CFGS de Técnico en Educación Infantil. Me encantó y por eso decidí hacer las PAP y continuar formándome y estudiando el Grado. Aún estoy pendiente de graduarme, porque me falta completar algunas prácticas, pero en mayo ya podré decir que soy maestra.

 

¿Por qué eliges UManresa?

Sobre todo por proximidad. Soy de Sant Martí de Torroella y no quería perder el tiempo con transporte arriba y abajo. Además, si comparaba lo que me costaba desplazarme cada día o tener que vivir en algún otro lugar, me salía a cuenta. También me interesó mucho la metodología y el hecho de tener el Lab 0-6, que te da la oportunidad de estar en contacto con niños. Yo no quería estar estudiando cuatro años de teoría y luego encontrarme de vez en un aula sin haber tenido contacto con niños y niñas.

 

¿Qué es lo que más valoras de la formación que ha recibido?

Está claro que toda la parte práctica. Trabajas la teoría, pero luego la implementan con seminarios, prácticas, casos reales... Al final dispones de muchos recursos que puedes utilizar con los niños dentro del aula. Además, ver en funcionamiento el Lab 0-6 también te permite ver la interacción de los niños con las propuestas y materiales que se ofrecen sin que haya intervención de los adultos en los aprendizajes. En UManresa nos forman de manera muy abierta, nos introducen en todas las metodologías porque están muy conectados a los últimos movimientos educativos y eso hace que seamos maestros con muchos recursos y miradas diferentes.

 

¿Qué es para ti, ser maestra?

Una buena maestra es la que escucha los niños y los observa, los ayuda y les hace propuestas para que sean ellos los que evolucionen y aprendan. Que te gusten los niños es esencial para hacer este trabajo, pero no es suficiente. Tienes que saber estar a su lado y acompañarlos, pero sin decirles cómo deben hacer las cosas. Así es como conseguimos que adquieran habilidades y sepan encontrar sus propias estrategias.

Laia Jané

 

¿Y como ha sido tu incorporación al mundo laboral?

Ha sido muy fácil. Como ya tenía el título de CFGS, pude empezar a trabajar justo cuando empecé el primer curso de la carrera. Me incorporé a una escuela infantil privada de Manresa, La Baldufa, y el segundo año ya era tutora de un grupo de P1. La propietaria de la escuela infantil plegó y nos ofreció la posibilidad de continuar llevándola a mí y a dos compañeras más y desde entonces, este será nuestro tercer curso, nos hemos hecho cargo. Era una escuela infantil con una metodología muy tradicional y la estamos transformando, incorporando progresivamente nuevas metodologías educativas. Tenemos mucho trabajo por hacer, pero el cambio, hasta ahora, ha sido muy positivo.

 

Así pues os habéis convertido en emprendedoras. ¿Qué tal esta experiencia?

Está siendo una gran experiencia, porque aprendes a gestionar el día a día y eso también te da una visión diferente a la de maestra. Lo ves todo desde un punto de vista más global. Significa muchísimas horas de trabajo para preparar proyectos, pero son horas que compensan, porque lo que hacemos nos gusta mucho.

Si quieres más información sobre Educación Infantil en UManresa, déjanos tus datos:

 

contacta ahora