Los movimientos informales y autogestionados que han aydado en tiempo de CoViD-19 en Manresa y la directora de Càritas, Josefina Farrés, Premios Séquia 2021

El premio colectivo de los Premios Séquia, que cconvocan la Fundació Aigües de Manresa - Junta de la Séquia y la Fundació Universitària del Bages - UManresa, se concederá este año a todas las personas, grupos, emprsas e instituciones que, desde el inicio de la pandemia por CoViD-19, han aportado conocimiento, tiempo, trabajo y recursos para atender las necesidades sanitarias y sociales del conjunto de los manresanos en el marco de un movimiento informal y autogestionado. En la categoria individual, el jurado ha decidido entregar el premio a Josefina Farrés Arderiu, directora de Càritas Manresa. Los Premios Séquia tienen como objetivo reconocer a personas e instituciones que trabajan con actitud positiva y constructiva en beneficio del progreso de la sociedad manresana y que son continuadores continuadoras del espírituo de los impulsores de la Séquia.

Durante el acto de entrega de los Premios, previsto para el próximo 16 de febrero a las 6 de la tarde, en el Museo de la Técnica de Manresa, se dará una escultura del artista manresano Ramon Oms a Josefina Farrés, como galardonada a título individual. También se invitará, tanto a ella como a distintas personas en representación de los voluntarios que se mobilizaron en acciones solidarias durante el confinamiento a firmar en el libro de honor del galardón. El acto forma parte de la Festa de la Llum.

Un premio especial para un momento de complejidad

El jurado de esta quinta edición ha decidido que todo el movimiento ciudadano de solidaridad surgido durante la pandemia por CoViD-19 conecta con el espíritu de los manresanos del siglo XIV por la actitud proactiva y la capacidad de sumar esfuerzos en un momento de emegencia y de necesidad colectiva; por el compromiso con la ciudad y su gente y por la actitud enfocada a la búsqueda de soluciones y a la cooperación; por la creatividad y el ingenio para encontrar respuestas nuevas y viables a desafíos complejos; por la capacidad de autoorganización y autogestión en un momento complejo y por la visión comunitaria del trabajo voluntario.

Será la primera vez que el premio se concede a un colectivo que es heterogeneo y que está integrado por personas muy distintas, todas con el denominador común de un impulso "generoso y solidario" de contriubuir con el propio esfuerzo y medios a dar respuesta a una situación de emergencia que afecta a todo el mundo y focalizando el apoyo en las personas más vulnerables. Se trata de un entramado de personas complejo y difuso, pero que, según el jurado, se merece un reconocimiento, una visualización y un agradecimiento del conjunto de la sociedad.

Este entramado de personas y colectivos incluye iniciativas de producción de equipos de protección (impresión en 3D de pantallas preotectoras, batas y mascarillas, con distitnos sistemas y materiales); cesión de materiales, equipos sanitarios y medios de transporte; cesión de materias primas para la elaboración de equipos de protección; desarrollo, mejora y distribución de herramientos y equipos; coordinación de equipos de voluntarios; apoyo y atención a personas vulnerables, tanto desde el punto de vista de la salud como social; y organización de actividades lúdicas y participativas en los valcones y las redes sociales.

Una trayectoria de compromiso con los más vulnerables

En el caso del premio individual, el jurado ha valorado que Josefina Farrés Arderiu, directora de Càritas Manresa, tiene una trayectoria de capacidad de trabajo en equipo a favor de la colectividad y, de manera especial, de las personas en situación de vulnerabilidad, que ha sido proactiva y que ha trabajado en la búsqueda de soluciones ante situaciones de necesidad colectiva, que se ha comprometido con la comunidad y su bienestar, que ha tenido una visión comunitaria de su trabajo voluntario y que ha demostrado fuerza, tenacidad y valentía en la defensa de causas nobles, combinando una visión global de la justicia con el trabajo arraizado en la ciudad.

Además de dirigir Càritas Manresa, Josefina Farrés da clases de alfabetización para mujeres y trabaja como voluntaria con presos del Centro Penitenciario de Lledoners a través de la entidad Justícia i Pau. Hace más de cuarenta años que está vinculada al movimiento asociativo de la ciudad y ha trabajado en equipo en la promoción de la cultura de la paz y la cooperación con los paises en vías de desarrollo. En este ámbito destaca su participación en la creación de la asociación Inshuti que denunciaba el genocidio de los años 90 del siglo XX en el África de los Grandes Lagos y que impulsó campañas de sensibilización sobre la vulneración de los derechos humanos en Ruanda o Tanzania durante la primera década del siglo XXI.

El jurado del Premi Séquia 2021 ha estado integrado por Anna Crespo, en representación del Ajuntament de Manresa; Montserrat Casanovas, en representación de la Associació la Misteriosa Llum; Àngels Serentill, en representación de la Associació Cultural El Galliner, entidad administradora de la Fiesta de la Llum 2021; Laia Muns, en representación de la Fundació Aigües de Manresa - Parc de la Séquia; y Àngels Fusté, en representación de la Fundació Universitària del Bages.

En las ediciones anteriores, los premios se han concedido a Pere García (a título póstumo), a la Cooperativa Mengem Bages (2017); al médico e investigador Pere Joan Cardona y a la Coral Infantil de les EScodines (2028); a Sebastià Catllà y a la Comunidad de Sant'Egidio (2019); y a Anna Rotllan y el CAE, formación y servicios socioculturales (2020).

 

Los movimientos informales y autogestionados que han aydado en tiempo de CoViD-19 en Manresa y la directora de Càritas, Josefina Farrés, Premios Séquia 2021