Alrededor de 100 personas reflexionan sobre el modelo de ciudad de cuidar que se quiere para la ciudad en la primera jornada ‘Manresa, cuidamos y nos cuidamos"

La primera jornada ‘Manresa, cuidamos y nos cuidamos" -celebrada este martes en formato online- tuvo un muy buen seguimiento, con la participación de alrededor 100 personas y de voces expertas en el ámbito de la salud y de las vuras paliativas, que reflexionaron sobre el modelo de cuidar que se quiere para la ciudad de Manresa. La iniciativa fué organizada por el Ajuntament de Manresa, con la colaboración de la FUB-UManresa, a través de su Facultad de Ciencies de la Salud, y de la Fundación Mémora.

Después de la bienvenida que ofreció la Dra. Carlota Riera Claret, decana de la Facultad de Ciencias de la Salut de Manresa (UVic-UCC), el Dr. Xavier Gómez-Batiste, director del Observatorio Qualy y de la cátedra de Curas paliativas de la Universidad de Vic, presentó las líneas básicas de la jornada y los objetivos que persiguen las comunidades cuidadoras. Destacó que "es necesario cambiar las actitudes culturals sobre el final de la vida para que deje de ser un tabú y lo percebamos como un proceso natural: vivir el proceso de morir de una forma pacífica y aceptada". También apostó por "garantizar la atención de mucha calidad a las personas que están en estado de enfermedad avanzada y que tienen necesidades específicas. El reto no puede ser únicamente institucional y sanitario, es también un compromiso social y comunitario".

Seguidamente, se inició la conferencia "El arte de cuidar", a cargo de Josep París Giménez, enfermero y Director de Desarrollo Corporativo de Mémora, que valoró positivamente el hecho de poder encontrar espacios como el que proporcionó la jornada sobre la Manresa Cuidadora, que permiten "una reflexión importante sobre la fragilidad y la muerte". La siguiente conferencia estuvo relacionada con la manera sobre como se puede articular una red cuidadora en la ciudad y fue a cargo de Sílvia Librada Flores, directora de programas en la New Health Foundation, que subralló que "es el final de la vida el que nos enseña como tenemos que vivir: es necesario un cambio de visión: una visión integrada para conseguir un adecuado ecosistema de curas".

Antes del turno de preguntas, Lourdes Bemerjo García, Doctora en Ciencias de la Educación y Vice presidenta de Gerontología de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, realizó una reflexión alrededor de lo que necesitamos para envejecer en casa y de las recetas para conseguir "una sociedad solidaria que da apoyo y cuida". En el transcurso de su ponencia, se pudo ver un vídeo en el cual una persona explicaba la forma como afrontó la notícia del diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. Seguidamente, las personas que siguieron la jornada pudieron realizar preguntas y compartir reflexiones con las personas ponentes.

Cerró la matinal la regidora de Acción Social e Inclusión Social, Mariona Homs Alsina, que aseguró el compromiso del Ajuntament para "encarrilar la energia que tiene la ciudad para tejer una red de ayuda mútua". En su intervención, Homs expuso retos clave: "visibilizar las personas cuidadoras, dignificar la tarea de curas, dar valor a los profesionales que contribuyen a hacer de la comunidad un lugar mejor en el cual vivir e impulsar los liderazgos horizontales y compartidos". En este sentido, tanto la regidora como todas las personas participantes se comprometieron a continuar trabajando de manera conjunta para avanzar en la concreción de la Manresa cuidadora.

 

Alrededor de 100 personas reflexionan sobre el modelo de ciudad de cuidar que se quiere para la ciudad en la primera jornada ‘Manresa, cuidamos y nos cuidamos"