Pasar al contenido principal

La Generación Z y la compra de segunda mano

Imagen

roba segona mà

La Generación Z y la compra de segunda mano

21/09/2022

La Generación Z, con un poder adquisitivo estimado a nivel mundial de 133.500 millones, es el gran objetivo del mundo del retail, pero este grupo de jóvenes nacidos entre los años 1995 y 2009 se ha convertido en un target al cual resulta difícil de acceder por los canales tradicionales del marketing. Incluso El Corte Inglés se ha propuesto reducir la edad media de su clientela habitual en 10 años para atraer a los centenials a sus grandes almacenes. En el sector de la moda, la Generación Z es la generación que está dejando atrás el fast fashion y que avanza hacia la compra de segunda mano, el seconhand

Una generación marcada por el ecologismo, la economía circular y la compra de segunda mano 

La Z es una generación altamente marcada por el uso de la tecnología. Son fans del mundo digital, de las apps y, muy especialmente, de redes sociales como Tiktok e Instagram, como sus predecesores, los millenials. Aun así, hay algunos elementos característicos más acentuados en el perfil de esta joven generación, que tiene intereses sociales y que muestra una gran preocupación por el ecologismo y la sostenibilidad. Además, les ha tocado vivir en un mundo asaltado por un bucle de crisis sucesivas: la económica, la pandémica, la climática, la energética y, ahora, la inflacionista, todas ellas situaciones que les llevan a conformar una manera particular de entendre la vida y su encaje en el mundo social y económico. Tanto es así que es la generación que con más fuerza está abrazando la tendencia de las compras de segunda mano, haciendo que el mundo del retail tenga un ojo puesto en el concepto de la economía circular, de la sostenibilidad y haya comenzado a ofrecer también productos de segunda mano.

Según el informe de GlobalDAta y ThredUp, actualmente, 2 de cada 5 consumidores de ropa de segunda mano aseguran estar en un proceso de cambio de hábitos de consumo, pasando de comprar de las tiendas retail fast fashion a las de seconhand. Diversos factores ayudan a la aparición de esta tendencia, especialmente los relacionados con la necesidad de afrontar el cambio climático mediante conductas más sostenibles y a la interiorización de nuevos modelos económicos como la economía circular y las 5R (reducir, reciclar, reutilizar, reparar y recuperar), así como también el concepto de economía colaborativa.

Comprar ropa de segunda mano y revenderla gracias a la tecnología

A pesar de todo, hay otros factores que motivan la compra que van más allá de la sostenibilidad. Son factores relacionados con la capacidad económica, la inflación al alza, las posibilidades de generar ingresos con la reventa y la oportunidad de acceder al mercado del lujo de una forma más asequible. Además, es esta joven Generación Z la que revende la ropa con una velocidad que multiplica por dos la del resto de generaciones. La tecnología y la implementación de las compras en línea facilitaran un incremento de esta tendencia resale que se multiplicará por 4 en el año 2026.

La Generació Z es una de las más comprometidas con la crisis climática y las personas que forman parte de este grupo están en un 165% más predispuestas que los baby boomers a revender la ropa antes de comprar nuevas piezas. Además, un 33% de esta generación está más interesada que los baby boomers en contemplar la propiedad de la ropa como un hecho temporal. El concepto de propiedad se diluye en esta generación, para la cual adquirir y beneficiarse de un bien está por encima de adquirir su posesión.

Se calcula que las compras de segunda mano desplazaron 1 billón de nuevas compras en el sector moda en el año 2021 y dos de cada tres creen que sus hábitos de compra tienen un impacto significativo en el planeta. Se cifra que tanto un 42% de la Generación Z como otro 42% de la Millenial compraron ropa y accesorios de segunda mano en el año 2021. En el caso de la Generación X solamente lo hicieron en un 32% y un 16% en el caso de los baby boomers.

Ropa de segunda mano en el sector retail para satisfacer a la Generación 

El retail no es ajeno a la creciente demanda de los consumidores más jóvenes por la ropa de segunda mano y, por eso, el 60% ya contempla la posibilidad de ofrecer estos productos a sus clientes. De hecho, la venta de ropa de segunda mano, hasta hace cuatro días sin relevancia, se ha disparado en los últimos dos años. Tanto es así que las ventas de grandes marcas en sus propias resale shop han aumentado un 275&, de 8 en el 2020 a 30 en el 2021. Sin duda son pocas de momento, pero este crecimiento nos advierte de una nueva tendencia que está por venir. Únicamente es necesario observar los datos que ofrece el estudio de GlobalData y ThredUp, que constata que el mercado de segunda mano es un fenómeno de alcance global que espera crecer hasta el 127% en el 2023 y, este 2022, el año de crecimiento más rápido, situándose en un 24% del market share del sector moda. Así se calcula que la facturación llegará a los 85 millones de euros en el año 2026 y serán los jóvenes del grupo demográfico que comprará y participará del resale mucho más rápido que el resto de generaciones.

El incremento de la compra de ropa de segunda mano toma todavía más relevancia si tenemos en cuenta que el consumo creciente de prendas de segunda mano supone reducir la huella de carbono, ya que disminuye los efectos de la producción y la logística de los productos que se dejan de fabricar. Así, Millenials y Generación Z aparecen como los más comprometidos y los abanderados del resale con un 53% de intención de compra respecto de un 42% del resto de generaciones y que expresan su intención de invertir más en ropa de segunda mano en los próximos cinco años.

 

Chelo Morillo, professora dels estudis d'ADE de la Facultat de Ciències Socials de Manresa


 

Añadir nuevo comentario

Comparte en las redes:

Contáctanos

Si tienes alguna cuestión, nosotros tenemos la respuesta

Contacto